miércoles, 21 de noviembre de 2012

Un sonido, mil recuerdos


         Era un cerrojo que se descorre. Una puerta que se abre. Un hola, ya estoy aquí.
Era, también, el ven, dame un beso. El niños, vamos a comer. El deja los juegos y ponte a estudiar.
Era, a veces, un no os peleéis entre los hermanos. Un ven, ayúdame.
         Era el aroma a cigarrillo rubio americano. La fragancia de Varón Dandy. El fijador Patrico.
         Era, un buenas noches que descanses. Un ¿te sabes las lecciones de mañana? Un apaga la luz, hay que madrugar.
      Era el masaje en las mejillas recién afeitadas. Las cosquillas con las borlas del cinturón del batín. El beso de un suave bigote.
         Era el silbido de mi padre. Una caricia al viento. Unas señas de identidad.


27 Noviembre 2008

2 comentarios:

  1. Era una lágrima cayendo por mis mejillas...
    Precioso

    ResponderEliminar
  2. Que bonitos recuerdos tienes de tu padre. Me ha gustado mucho Paco.

    ResponderEliminar