jueves, 12 de diciembre de 2013

El Delator

        Volvía cansada pero pletórica, con los zapatos en una mano y sujetándose a su marido con la otra. En la boda, como siempre que acudía a alguna, se había sentido alegre y feliz; la reina del baile: pasodobles, valses, boleros, foxtrots los había bailado con garbo ante la admiración de todos, los piropos de jóvenes y mayores y los codazos y comentarios disimulados de las pocas mujeres de su edad que aún se acercaban a la pista. Se sentía joven y radiante; feliz. Ahora, volvía a casa porque la música era ya el chunda-chunda y eso no le iba a ella.
           
En el dormitorio, en penumbra como acostumbraba, comenzó a desvestirse; no le hacía falta más luz. Sabía perfectamente el lugar de cada blusa, de cada falda, de cada pulsera, pendiente o collar y ella se vestía y desnudaba a tientas, de memoria. La sombra de ojos, el carmín y el perfilador de labios, una pizca de maquillaje en los pómulos; llevaba tantos años haciéndolo que no necesitaba guiarse con el espejo, aunque últimamente sus hijas le recriminaban algún contorno mal perfilado, algunos tonos poco apropiados para la ocasión, algunos complementos demasiado recargados.
           
-¡Qué sabrían ellas!
        
Tan sólo al salir y en la penumbra acostumbrada, cuando pasaba ante el espejo del recibidor, se erguía y de soslayo comprobaba que la falda o la chaquetilla no le hicieran ninguna arruga. Se sentía elegante y feliz.
        
Ahora, colocando la ropa, cada pieza en su percha, se notaba cada vez más cansada; mañana, seguro que se sentiría enferma, pero aún tuvo fuerzas para, en ropa interior como estaba, dar unos pasos de baile frente al armario.
        
Al entrar su marido, dio la luz del dormitorio y ella se vio tal cual era. Triste y decepcionada, hacía tiempo que frente al espejo no se sentía feliz, se dejó caer en la cama.
           
-Ramón, mañana tienes que llamar al carpintero, que quite el espejo del armario.
        

Sus casi ochenta años se le vinieron encima de golpe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario