jueves, 17 de enero de 2013

El ahorcado


Con el bolígrafo en la mano se aprestaba a solventar una variante del conocido juego del ahorcado: Ocho rayitas y ocho preguntas.
_ _ _ _ _ _ _ _

1.- Capital de Andalucía.
2.- Parte del cuerpo donde las vacas transportan la leche.
3.- Patria de Ulises.
4.- Título honorífico con el que se conocía a Manuel Rodríguez “Manolete”.
5.- Se dice cuando una respuesta no es acertada.
6.- Dios del vino en la mitología griega.
7.- Dícese del que vive de alquiler.
8.- Muerte, fallecimiento, defunción.

Con cierta rapidez fue escribiendo las respuestas y trasladando las iniciales sobre las rayitas: Sevilla, Itaca, Dionisio…

S _ I _ _ D _ _

Inquilino, Califa

S _ I C _ D I _

Ubres, Incorrecta…

S U I C I D I _

Con la garganta seca escribió la respuesta de la última pregunta y trasladó la O sobre la rayita que estaba libre aún; se incorporó sobre el escalón superior de la larga escalera que había apoyado en el enorme y viejo árbol y saltó con decisión.

Fue todo muy breve, un instante en el que notó cómo le faltaba el aire en los pulmones, cómo un nudo le apretaba  la garganta, cómo la sangre se le paralizaba en el corazón.

Ya estaba hecho, llevaba mucho tiempo pensándolo, preparándolo al milímetro, ya nadie se reiría de él; lo había logrado, al fin había conseguido librarse de su carga.

Rodó por el suelo y se levantó exultante. Había superado el vértigo a las alturas.
Jaén, 16 enero 2013